SuperMix Vital: Spirulina + Alfalfa + Linaza

AR$ 250,00

Disponibilidad: En stock

AR$ 250,00
SuperMix Vital: Spirulina + Alfalfa + Linaza
Los síntomas de fatiga, anemias, falta de memoria, problemas dérmicos y deficiencias en algunas vitaminas o minerales son algo común en las sociedades donde no existen problemas ni de abastecimiento, ni de desnutrición. Es importante aumentar los niveles de vitaminas y minerales para que los procesos fisiológicos de obtención de energía sean más efectivos, así mismo también encontrar fuentes de calidad y rapida digestión.
Descripción

Detalles

SuperMix Vital: Spirulina + Alfalfa + Linaza


Comer no siempre es sinónimo de nutrirse.

Los síntomas de fatiga, anemias, falta de memoria, problemas dérmicos y deficiencias en algunas vitaminas o minerales son algo común en las sociedades donde no existen problemas ni de abastecimiento, ni de desnutrición. Están relacionados con la deficiencia de nutrientes en nuestra alimentación cotidiana.

Es importante aumentar los niveles de vitaminas y minerales para que los procesos fisiológicos de obtención de energía sean más efectivos. Así mismo fuentes de calidad y rapida digestión.

Este SuperMix te ofrece una mezcla de tres Super Alimentos para devolverte la vitalidad:

    1) Alga Spirulina
    Es un alimento natural concentrado. Es la fuente más rica en vitamina B12 conocida en la naturaleza (más de tres veces el contenido de la carne bovina); así como también contiene casi todas las vitaminas restantes del mismo grupo (B1, B2, B3, B6) en muy importantes cantidades. Completan su composición, considerables dosis de vitaminas E, inositol, ácido fólico, biotina y ácido pantoténico.

    Posee 75 % de los requerimientos diarios de vitamina A en la dieta humana. En estado seco, es decir, tal cual se la consume, tiene una concentración variable entre el 55 y 70 % de aminoácidos, siendo el alimento natural de mayor contenido proteico conocido. Las proteínas de la Spirulina están constituidas por la totalidad de los aminoácidos esenciales (8), que nuestro organismo es incapaz de sintetizar por sí mismo y debe incorporarlos necesariamente a través de la ingesta diaria, y por la casi totalidad de los no esenciales (12), los cuales si bien el cuerpo humano puede producirlos en condiciones normales, ciertos cuadros patológicos pueden interferir dicho proceso, debiendo ser administrados temporalmente en la dieta.

    Los ácidos grasos Omega-6 y Omega-3 contenidos en la Spirulina, especialmente el GLA y el Dihomo-gammalinolénico, son extraordinarios precursores de las prostaglandinas (PGE), particularmente las PGE1, PGE-2 y PGE3, cuya formación se ve obstaculizada por envejecimiento prematuro, causas hereditarias, o por efectos de la edad avanzada.

    Su destacado contenido en vitaminas del grupo B, el cual es, como hemos dicho anteriormente, el más elevado en la naturaleza, y por su tenor en el aminoácido Tirosina, que interviene en la síntesis de dos neurotransmisores como la noradrenalina y la dopamina, actúa activando la capacidad cerebral, haciendo desaparecer progresivamente la pérdida de memoria, la caída de atención y la apatía general, manifestaciones vinculadas a desequilibrios generados a partir de alteraciones en la composición de la ingesta o, simplemente, por insuficiencia alimentaria.

    Su contenido mineral es sumamente rico, especialmente en: Calcio, Magnesio, Fósforo, Hierro y Zinc, aportando, además, microdosis importantísimas de Cobre, Cromo, Manganeso, Germanio y Selenio.

    La biodisponibilidad del Hierro en la Spirulina es un 60% mayor que cualquier otra forma conocida de administración de ese metal al organismo, incluyendo los preparados farmacéticos.

    Esta microalga tiene tres pigmentos principales: la Ficocianina, de color azul intenso; la Clorofila, de color verde y los Carotenoides, de color rojo-naranja. Con virtudes antisépticas y desintoxicantes. Estimulan enormemente la actividad linfocitaria, encargada del mantenimiento de la salud y vitalidad de los diferentes órganos del cuerpo, proteger del cáncer, las úlceras y las hemorroides sangrantes. Ayudan a prevenir innumerables enfermedades degenerativas de los órganos, participando destacadamente en la prevención de lesiones malignas como el cáncer, ya mencionado, o inhibiendo su crecimiento o recurrencia.

    2) Alfalfa
    Antiguamente se le conocía como el padre de todos los alimentos por las múltiples que propiedades que tiene desintoxicantes, energetizantes y astringentes. Es un alimento rico en minerales esenciales como el hierro, el calcio o el fósforo.

    A esto debemos sumar su alto contenido en vitaminas, entre las que destacaremos la vitamina D, que asimilaremos a través de la exposición al sol. Junto a esta hay que resaltar el aporte de vitamina B12, esencial para mantener una buena salud general del organismo. La alfalfa es una hierba que se ha utilizado desde hace siglos en China, ya que tiene una serie de cualidades para mejorar el estado del sistema digestivo y de los riñones. Estas cualidades se basan en su alto poder depurativo del organismo que nos ayudará a mantenerlo en buenas condiciones y mejorar nuestra salud de manera considerable.

    Adicionalmente ayuda a controlar el colesterol, regular los niveles de azúcar en sangre y resulta un potente diurético que nos ayuda a eliminar el exceso de líquidos del organismo.

    3) Linaza
    Las semillas de lino o linaza son una excelente fuente de ácidos grasos poliinsaturados esenciales Omega 3. Hasta un 75% de la composición de la semilla contiene omega 3, pero además tiene vitamina E, fibra e incluso enzimas digestivas.

    Contienen minerales como hierro, potasio, fósforo o magnesio. Además de disponer un alto contenido en proteínas.

    El Omega 3 no puede ser sintetizado por nuestro organismo por lo que es importante que incluyamos en nuestra dieta alimentos que lo contengan para no tener carencias nutricionales.

    Entre otras propiedades de la linaza, cabe destacar que es una fuente de fibra dietética, tanto soluble como insoluble. La fibra soluble es aquella que tiene la capacidad de ayudarnos a regular la presión arterial, los niveles de azúcar en la sangre e incluso se ha asociado con la prevención de diverticulitis y del cáncer de próstata.

    Por su parte, la fibra insoluble está relacionada como un mejor funcionamiento digestivo, pues se dice que es reguladora del movimiento intestinal, sirve de alimento a la flora bacteriana, lo que ayuda a digerir mejor los alimentos para una correcta absorción de nutrientes.

 
Información general

Información adicional

Presentación Envase 200 grs
Ingesta recomendada Consumir un vaso diario preparado con 1 cucharada sopera, endulzar a gusto y prepararlo en batidos, jugos, licuados, panificados, etc.
Origen Argentina
Contraindicaciones Su uso no es recomendable para consumo por menores de 8 años, embarazadas y nodrizas, salvo indicación profesional competente y no reemplaza a una alimentación balanceada.
Observaciones generales Guardar en lugar fresco y seco. Protéjase de la luz. No se han descripto reacciones adversas en las dosis indicadas. Si se observan, interrumpir su uso. Consulte con su médico.